4 maneras de difundir felicidad y ahorrar a la vez en esta temporada festiva

La temporada festiva se conoce a menudo como “la época más maravillosa del año.” Sin embargo, para muchos estadounidenses, puede ser un período increíblemente estresante en materia financiera. La Federación Nacional Minorista (National Retail Federation) pronostica este año un incremento del 4.1 por cieno en las ventas, y un gasto promedio personal estimado de $ 786 en las siguientes categorías:

* $ 459.87 en regalos para la familia
* $ 80.00 en regalos para las amistades
* $ 26.03 en regalos para los colegas
* $ 30.43 en regalos para otras personas conocidas

Independientemente de que hagamos nuestras compras en Internet o en una tienda, siempre sentimos la tentación de gastar excesivamente en regalos, lo cual da por resultado un caso de remordimiento del comprador cuando llega el mes de enero. Regions Bank, una de las principales instituciones bancarias de los Estados Unidos, con 1,630 sucursales en 16 estados, ofrece los siguientes consejos a los consumidores sobre cómo prepararse desde el punto de vista financiero para las compras de temporada festiva.

1. Comenzar con “la regla de oro.” Los gastos en regalos no deben superar el 1.5 por ciento de sus ingresos anuales. Use esta regla como guía para determinar cuánto deberá reservar para gastar en regalos para familiares y amigos, y cúmplala a cabalidad.

2. Separar y delegar. Considere la creación de una cuenta separada para financiar la compra de regalos y hacerle contribuciones frecuentes de fondos de su cuenta de cheques semanalmente, cada dos semanas, o mensualmente.

3. Comprar solamente lo que pueda costear. Para evitar los gastos excesivos, no salga de casa sin una lista de los regalos que se propone comprar, y asegúrese de tener el dinero necesario para pagar sus compras cuando llegue a la tienda.

4. Usar a su favor el momento oportuno. Si bien los boletos de avión se deben reservar con bastante anticipación, a menudo otros renglones— los juguetes en particular — se venden a menos precio en las dos primeras semanas de diciembre. Como unas veces vale la pena esperar, pero otras no,  esté al tanto de las rebajas antes de salir de compras.

En la medida que se acerca diciembre, es el momento de ir trazando su estrategia de compras. Cree un punto de referencia en base a sus ingresos; abra una cuenta de ahorros para la temporada festiva, y deposítele fondos regularmente; asegúrese de estar comprando dentro de los parámetros de lo que puede costear realmente; y sepa con certeza cuándo comprar y cuándo esperar. Y recuerde, la temporada festiva es sinónimo de darle calor al corazón… ¡no de quemar su billetera!


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *