Adultos trabajadores se incorporan a enseñanza por Internet

Numerosos adultos que trabajan comienzan a usar la tecnología desde el momento en que suena la alarma de su despertador. La tecnología nos permite ser eficientes y estar conectados continuamente en cualquier momento y lugar, desde la lectura de mensajes de correo electrónico en una tableta mientras desayunan, a la colocación de comunicaciones en los medios sociales desde un teléfono inteligente. Y esa misma tecnología desempeña actualmente un papel importante para las personas en busca de entornos alternativos de aprendizaje para proseguir sus estudios o darles un nivel superior a sus profesiones.

Según una encuesta nacional de la Universidad de Phoenix, el 87 por ciento de los adultos que trabajan afirma que existen beneficios en el aprendizaje por Internet. Otra encuesta revela que el 54 por ciento indica que volverán a estudiar en el futuro; mientras que el 48 por ciento está interesado en tomar un curso por Internet. En vista de lo anterior, no es sorpresa que las universidades estén ajustando sus ofertas de estudios por Internet, para estar a tono con la tecnología usada actualmente por los adultos trabajadores.

La tecnología actual hace que la enseñanza sea más personalizada, más social y accesible que nunca antes. Esto crea una experiencia de aprendizaje más equilibrada y mejor para los ocupados estudiantes-trabajadores.

 “En la Universidad de Phoenix, la tecnología está integrada al currículo con recursos como aplicaciones para teléfonos celulares, tutoría interactiva, y con PhoenixConnect, una red social que propicia el intercambio de ideas entre alumnos, profesores y graduados”, expresa el Dr. Bill Berry, Decano de la Facultad de Negocios de la Universidad de Phoenix. “Los estudiantes se pueden conectar con el aula y con intercambios de opiniones desde cualquier parte del mundo”.

Los cursos por Internet de la Universidad también se han actualizado para ofrecerles a los alumnos un entorno de aprendizaje más personalizado, con oportunidades de aprendizaje visual, auditivo y de escrito, que se adaptan a los cambiantes estilos de aprendizaje. Estas nuevas aulas también incorporan elementos de medios sociales, estimulan más colaboración estudiantil, y refleja la experiencia contemporánea en línea que los adultos trabajadores están acostumbrados a usar en otras partes de la Red.

Pero, independientemente de las actualizaciones tecnológicas, los alumnos siguen necesitando tener el control de su aprendizaje para garantizar que lo están aprovechando al máximo. El Dr. Berry ofrece estos consejos:

* Estar al tanto de todos los recursos disponibles– Pregunte por las opciones tecnológicas de aprendizaje disponibles antes de matricularse en un programa de estudios, e investigue si habrá mentores a su disposición en la comunidad. Aprenda a aprovechar esos recursos para dedicar el tiempo necesario a sus estudios una vez matriculado en el programa.

* Crear una red de apoyo – La obtención de un título universitario no implica únicamente la participación del alumno. La familia, el empleador y los amigos del estudiantes también deben aportar su ayuda, tanto directa como en instancias de apoyo. Convénzalos para que le brinden su colaboración, y busque maneras para que cooperen. Crear un horario de estudio con sus hijos, o dirigir un análisis sobre un estudio de caso en su centro laboral, son dos de las formas en que puede incorporar a otras personas a su proceso educativo.

* Perfeccione sus destrezas de manejo del tiempo– Las sólidas destrezas de manejo del tiempo, evitan a que los alumnos se sientan abrumados al incorporar trabajos individuales y clases a una agenda de por sí ocupada. Antes de matricularse en un programa de estudios, reserve horas especificas durante la semana para dedicarlas a los proyectos escolares. Cuando comiencen las clases, revise los horarios y cree plazos razonables para completar pequeñas partes de cada asignación, desglosando de esa forma el proyecto.

* Perfeccione las redes de contacto– Una vez graduado, las redes de contacto profesional pueden ayudarle a aprovechar al máximo lo aprendido. Las universidades están creando sus propias redes sociales académicas, usando LinkedIn, Facebook y Twitter para ofrecer apoyo profesional continuo y conectar entre sí a graduados, estudiantes y profesores.

En el caso de casi el 50 por ciento de los adultos trabajadores interesados en cursar estudios por Internet, la conexión con la enseñanza en línea es cada día más fácil. Tanto así, que ahora puede recibir avisos en tiempo real cuando se dan a conocer las listas de calificaciones, o participar en un foro con compañeros de clases de todo el mundo. Y todo eso antes de que se haya terminado de hacer su café matutino.

Para tener acceso a más detalles sobre los programas de educación de la Universidad de Phoenix y fuentes de información adicionales, visite el sitio Web www.phoenix.edu.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>