Consejos ‘de pies a cabeza’ para escoger y empacar su vestuario de viaje

El proceso de empacar para irse de vacaciones es un arte que toda madre debe dominar, si quiere que su familia se sienta cómoda y esté bien vestida durante el viaje. Quedarse sin ropa limpia, tener lavar, o usar prendas arrugadas sin remedio o que no son adecuadas al lugar que se visita, son fiascos que se deben evitar a toda costa. Todo lo que se necesita es hacer el equipaje inteligentemente.

Lo que debe empacar

No hay duda de que podría sentir la tentación de llevar esa falda ligera y los zapatos de tacón que compró y no ha usado aun, pero la realidad es que el viaje en familia exige el uso de elementos  básicos y confiables de su guardarropa como la mezclilla y el calzado deportivo confortable.

Con frecuencia, viajar en verano implica divertirse bajo el sol – y en la arena – y largas caminatas al aire libre. Por tanto, debe escoger ropa que mantenga fresca a toda la familia, como remeras, camisetas y blusas de algodón – sin mangas y de mangas cortas – y pantalones o faldas de mezclilla. No olvide que el uso de tejidos ligeros en las prendas superiores no solo evita el calor, sino que también ocupan poco espacio en la valija.

Signature by Levi Strauss & Co. tiene numerosas opciones disponibles para su familia. Sus Bettina Bermuda Shorts y Naomi Capris son ideales para señoras y adolescentes. Por su parte, su hijo pequeño puede usar sus vaqueros Boot Cut durante todo el día y la noche, mientras que los caballeros se sentirán cómodos y listos para toda actividad con un par de Vintage Cargo Shorts.

La mezclilla es además confortable y duradera, lo cual equivale a que si ocurre un percance y hay que usar las instalaciones del hotel, sus prendas de mezclilla Signature by Levi Strauss & Co. resistirán el tratamiento inclemente de lavadoras y secadoras.

Asimismo, debe garantizar que los zapatos que van a usar sean prácticos y cómodos. Casi siempre, las vacaciones familiares consisten en extensas caminatas, ya sea de la habitación del hotel a la playa, en los bosques o por un parque temático. Recuerde que los especialistas en la salud de los pies sugieren que las sandalias de dedo son apropiadas para trayectos cortos y viajes a la playa, pero no aconsejables para caminar en exceso.

Finalmente, si tiene la oportunidad razonable de cenar en un restaurante de lujo, lleve al menos una combinación elegante, pero debe llevar algo que sea confortable y le garantice una buena apariencia. También puede complacer un capricho y comprar una prenda nueva en cualquiera de las tiendas que seguramente va a visitar en su viaje.

Aproveche al máximo el espacio en la valija

Con toda seguridad, nadie está dispuesto a demorarse demasiado en el aeropuerto a la espera de que la valija salga por la estera de equipajes, o lo que sería peor, pagar por una maleta adicional. Reduzca al mínimo dentro de lo posible el equipaje a facturar, para ahorrar tiempo y dinero. A menudo viajar en automóvil implica disponer de más espacio para equipajes, pero aun así vale la pena empacar lo más inteligente y ligero que pueda.

Una vez seleccionada la ropa de viaje para cada cual, coloque un par de zapatos adicional (no más de uno por cada miembro de la familia) en el fondo de la valija, y luego la ropa enrollada que no se estruja o que no le importa si se arruga– como ropa interior y tejidos – encima de los zapatos. Después vendrán las prendas dobladas como vaqueros delgados y pantalones cortos. Doble o enrolle la ropa en vez de tirarlas a como dé lugar en la valija. Las prendas bien organizadas ocuparán menos espacio, y así podrá llevar más ropa y otros artículos necesarios.

Si va a llegar a su destino en horas vespertinas o nocturnas, coloque ropa de noche para todos en la parte superior, a fin de tener a mano lo que necesite sin verse obligada a vaciar la valija completa en medio del cansancio del viaje.

Lleve en su equipaje de mano (nunca en el equipaje a facturar) los medicamentos, lentes y artículos básicos de aseo como desodorante y cepillos dentales, y añada una muda adicional de ropa interior, para que, en caso de que se extraviase la valija, pueda disponer de lo esencial.

Como cada miembro de la familia tiene dos manos, todos pueden cooperar en el traslado del equipaje. Los adolescentes y niños mayores pueden llevar el equipaje de mano más grande, e incluso se les puede asignar a los niños más pequeños la bolsa de la merienda.

Con la selección de las prendas de vestir adecuadas, y  el uso de tácticas inteligentes a la hora de empacar, podrá vestirlos a todos– de la cabeza a los pies – para que disfruten de la diversión en familia durante sus vacaciones de verano.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>