La clave para un Día de Acción de Gracias fócil y sin estrés: una cena para llevar

Más del cincuenta por ciento de la población estadounidense disfrutarán comida para llevar en el próximo Día de Acción de Gracias, según la Asociación Nacional de Restaurantes (National Restaurant Association). Es fácil adivinar el por qué. Todo lo que nos encanta de la comida para llevar – como la conveniencia y el ahorro de tiempo– adquieren doble valor durante la agitada temporada de fin de año.

La comida para llevar en temporada festiva puede ser una forma que ahorra tiempo, apuros y trabajo para disfrutar de una gran cena sin tener que pasarse horas interminables en la cocina. Y menos tiempo para preparar alimentos y luego limpiar equivale a más oportunidades de disfrutar con los seres queridos, y hacer lo que nos gusta durante las fiestas. Aun así, esta opción necesita una planificación previa para que todo salga bien.

“Como el Día de Acción de Gracias también es un feriado con gran cantidad de trabajo para los restaurantes, vale la pena dedicarle tiempo a los planes de pedir comida para llevar”, afirma Bill Kintzler, chef de Cracker Barrel Old Country Store. “De hecho, es el día más ocupado del año en nuestros restaurantes. Esperamos servir cerca de In 1.4 millones de comidas durante los nueve días de la temporada festiva del Día de Acción de gracias”.

Kintzler ofrece algunos consejos para garantizar que su comida para llevar en temporada festiva sea un rotundo éxito:

* Haga su pedido con tiempo. Llamar a última hora al restaurante podría ser sinónimo de que no haya disponibilidad, y la obligación de preparar la cena en casa. Cracker Barrel les aconseja a los clientes hacer su pedido al menos 24 horas antes del día festivo.

* Calcule cuánta comida necesitará para la cantidad de invitados que espera recibir, y no olvide dejar un poco más para disponer de sobrantes. Generalmente, debe calcular una libra de pavo por invitado adulto, unas onzas de platos acompañantes por invitado, y al menos una porción de pastel (un pedazo de 3 pulgadas) por invitado. Pregunte al restaurante cuántas comidas para llevar puede servir, y solicite información sobre el tamaño de las porciones.

* Haga una lista clara de lo que va a incluir en su pedido, y averigüe si se permiten sustituciones. Por ejemplo, si a su familia le encanta el pavo pero no come tanto relleno, ¿le permitirá el restaurante pedir carne y salsa adicional y reducir otros ingredientes? ¿Consistirá el pedido en plato fuerte, acompañantes y pan? La comida de Día de Acción de Gracias de Cracker Barrel consiste en pechuga de pavo, aderezo de pan de maíz, salsa, jamón curado con azúcar, condimento de arándano, y opciones de platos acompañantes y bizcochos, bollos de maíz o una barra de pan de masa fermentada.

* Confirme su pedido un día o dos antes de la fiesta, especialmente si lo solicitó con bastante anticipación. Aunque algunos restaurantes ofrecen confirmaciones por mensajes de correo electrónico o texto, usted debe también llamar y confirmar rápidamente el pedido con el restaurante.

* Haga su pedido a restaurantes/o proveedores de comida a pedido reconocidos, con reputación de buena comida y servicio. Hacer el pedido en un restaurante donde ha cenado anteriormente y tuvo una buena experiencia puede garantizarle la confianza de que la comida será de primera.

* Pídale al restaurante instrucciones detalladas de recalentamiento de la comida, y sígalas al pie de la letra para garantizar los mejores resultados.

* No olvide que siempre puede personalizar su comida para llevar incorporando uno o dos platos acompañantes que preparó por su cuenta, así como aperitivos o un postre familiar tradicional.

“Se supone que la temporada festiva sea sinónimo de disfrute con nuestros seres queridos”, añade Kintzler. “Hacer que otra persona prepare su cena del Día de Acción de Gracias le permitirá pasar más tiempo con familiares y amigos, ¡y menos tiempo en la cocina!”

Para más información sobre los menús del Día de Acción de Gracias de Cracker Barrel– tanto en el restaurante como para llevar – visite el sitio Web www.crackerbarrel.com..

SIDEBAR

Supongamos que ha decidido pedir comida para llevar este Día de Acción de Gracias. ¿Ha pensado entonces qué va a hacer con el tiempo que ahorrará? A continuación, algunas ideas divertidas:

* En vez de irse a comprar los alimentos e ingredientes necesarios para preparar su propia cena, use esa hora para consentirse con un arreglo de manos o pies.

* Como no tendrá que quedarse en vela hasta tarde la noche antes para preparar el pavo que horneará al día siguiente, podrá acurrucarse a disfrutar de un buen libro.

*Como la comida para llevar facilita la limpieza al término de la cena, use ese tiempo ahorrado para buscar hacer compras a buen precio en las ventas del Día de Acción de Gracias.

* La preparación de una cena de temporada festiva equivale a más de un viaje precipitado y de última hora al mercado, para comprar algo que se le olvidó o agotó. Como la comida para llevar solo necesita un solo viaje al restaurante y de regreso a casa, ¿por qué no usa ese tiempo y combustible ahorrados para salir y admirar los colores del otoño?

 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *